•  

PROCESO DE REFORMA INTEGRAL DE UNA VIVIENDA

SUPERFICIE TOTAL: 65 m2
TIEMPO DE EJECUCIÓN: 3 meses incluyendo la realización del proyecto y los presupuestos.

En este proyecto nos encontramos con el reto de reformar un piso antiguo de dimensiones reducidas para adaptarlo a las necesidades de su propietaria y futura inquilina. La clienta nos plantea sus prioridades:
- necesita mucho espacio de almacenamiento
- le gustaría tener una cocina donde poder hacer vida
- nos plantea la posibilidad de tener un baño privado comunicado con su dormitorio y un baño para las visitas.

La clienta nos trajo los planos en los que se podía apreciar la distribución original de la vivienda y sobre ellos, sabiendo las necesidades, comienza a trabajar el equipo de diseño con la intención de sacar el mayor partido posible a la vivienda. En unos días se plantean varias distribuciones a la propietaria, que colabora con nosotros aportando sus propias ideas y orientándonos sobre sus gustos y preferencias. En seguida se llega a una distribución final que le satisface y que es técnicamente viable.

Siguiendo la idea de sacar dos baños, como se vio que resultaban muy pequeños se llegó a la propuesta de un baño más grande con un doble acceso, desde el dormitorio con puerta corredera y desde el pasillo con puerta convencional. Esto permitía los dos usos, como baño privado y como baño para las visitas.

En la cocina se añadió la terraza dejando un pequeño balcón exterior. Se niveló la solera y se planteó puerta corredera tanto en el acceso a la cocina como en el ventanal que da salida al balcón. Se consiguió así un office lo suficientemente amplio para hacer vida allí convirtiéndose en uno de los rincones más agradables de la casa. Se crea una atmósfera relajada gracias a la luz del ventanal y el colorido sereno del mobiliario.

En el dormitorio primó el concepto de almacenaje por lo que se cedió la pared más grande al armario. El segundo rasgo que marcó el carácter de esta estancia fue el aprovechamiento del cabecero y el espejo, una herencia de familia, por lo que se optó por un mobiliario neutro para no restarles importancia, junto con un papel decorativo de aire retro que fusionaba todo el conjunto aportando calidez.

En el salón se incluyeron de nuevo espacios de almacenaje, aprovechando todos los rincones disponibles de forma discreta y funcional. El resto del salón se distribuye de forma racional permitiendo recibir un número considerable de visitas tanto en la zona de comedor como en la zona de estar.

A la habitación restante se le da un uso polivalente como despacho y como habitación de invitados. En esta estancia también se busca capacidad de almacenaje y relax.

Sobre esta distribución, teniendo en cuenta el mobiliario y la colección de arte de la propietaria, se procede a la selección del mobiliario, acabados, revestimientos y demás detalles de la vivienda. En esta fase la propietaria siempre cuenta con el asesoramiento del equipo de decoradores e interioristas de Infor Ambientes. Se decidió dar a toda la casa uniformidad a través de tonos neutros y materiales elegantes y duraderos.

También se decidió renovar la carpintería interior, lo que permitió sustituir algunas puertas convencionales por correderas para un aprovechamiento óptimo del espacio, y la carpinteria exterior en la que se pusieron cristales bajo emisivos. El suelo también se sustituyó por un suelo laminado de alta calidad y se instaló un circuito de aire acondicionado para toda la casa.

Una vez que se ha decidido todo, se procede a presupuestar. En este caso, la propietaria nos marcó un importe máximo al que nos ceñimos y al que ajustamos el proyecto respetando las líneas y prioridades marcadas desde el principio.

La ejecución de la reforma transcurrió sin incidentes ni imprevistos gracias a la buena planificación inicial y a la ausencia de cambios importantes durante la realización de la misma. Todo esto permitió que la obra se ejecutase en el plazo estimado.

  •